jueves, 29 de septiembre de 2011

SUS MANOS ROMPIERON EL SILENCIO, SUS OJOS ME DEVOLVIERON A LA REALIDAD.