lunes, 14 de mayo de 2012

noches de (falso) verano

En estas noches el verano le roba ansioso sus últimos días a la primavera, y tú... Tú le robas a mi mente sus últimos recovecos, los más reconditos, los más escondidos, y te adueñas de ellos sin ninguna consideración. Desde que no estás formulo mis pensamientos en condicional irreal: "y si... y si..." Quiero creer que estas noches de falso verano no están hechas para nosotros, que algún día tu piel volverá a encontrarse con la mía, tal vez durante el frío invierno o en alguna tarde gris y lluviosa de un otoño que todavía parece demasiado lejano, y que entonces no tendrás que ir robando a escondidas recovecos de mi mente, porque será toda tuya.