sábado, 5 de noviembre de 2011

Sie ist...

Bailaba con el viento y se fundía contigo en abrazos limitados de alcanze infinito. Dibujaba siluetas imposibles y anexionaba su alma a la tuya como si dispusiera de toda la eternidad.
Pero sobre todo soñaba.
Soñaba de día, de noche, despierta y dormida; soñaba cuando amaba, cuando te amaba; soñaba más que respiraba; soñaba al hablar, al cantar, al reir y al llorar; soñaba con la luz, con la oscuridad y con la libertad; soñaba con volar, lejos, muy lejos de aquí y volar muy alto, más alto que el sol...

A ti, en cambio, te mataron sus sueños.