sábado, 9 de abril de 2011

con los ojos abiertos

El sol
que se colaba
por las rendijas de la persiana
dibujaba luz 

en tu cuerpo desnudo.