jueves, 19 de agosto de 2010

estremecer(se)


Pienso en su cuerpo y en su piel, pienso en las horas, en los días, en los meses que pasé acurrucado junto a ella y me estremezco, no sé si por nostalgia o por miedo. Hace casi ya un año que no sé nada de ella y aun conservo el sabor de su despedida en mi boca. Recuerdo el día que nuestras miradas se cruzaron por primera vez y los pelos se me ponen de punta, esta vez de asombro, ¿Tanto han cambiado las cosas? ¿Tanto tiempo ha pasado? Parece que fue ayer cuando te robaba sonrisas y luego te las devolvía con el doble de intensidad, cuando te bastaba el sonido de mi risa para alimentar tu felicidad, cuando pasaba horas, días, meses acurrucado junto a ti... Y me estremezco, esta vez de miedo.