miércoles, 14 de marzo de 2012

Rainy songs

Me gustaba contemplar como los atardeceres naufragaban en tu piel, parecía que la oscuridad jamás llegaba. Jugaba esconderme entre los recovecos de tu cuerpo desnudo, para poder renunciar al triste mundo que nos esperaba fuera de aquellas cuatro paredes que hicimos tan nuestras tantas mañanas de invierno. Decías que escuchaba música para días de lluvia, pero... ¿Sabes? cuando el cielo se tiñó de gris ya no pude volver a escuchar esa canción nunca más.