martes, 17 de mayo de 2011

CECILIA

En su mente dibujaba su silueta a contraluz, hacía el esbozo de sus enigmaticos ojos pardos llenos de miedo, pintaba en su cabeza los colores de sus manos y de su sonrisa sin final.
Desde que Cecilia desapareció del mundo, John la dibujaba mentalmente cada noche antes de dormir. Era su manera de recordarla tal y como era. Cada mañana John intentaba capturar esas vivas imágenes que le rondaban por la cabeza cada noche en un lienzo, pero era incapaz. Sentía como si alguien quisiera impedirselo, como si algo no le dejara hacerlo, como si alguien deseara que Cecilia quedara guardada en su memoria para siempre, sin que nadie jamás la pudiera volver a ver.

Fotografía: Doisneau.